Promotion ends in:

Support: (034) 900 456 789

Nuestros Tés e Infusiones
Envíos en 24-48 horas: 4,90€ 
A partir de 45€ envío GRATUITO

Contactenos via Whatsapp

0

€ 0,00

No tiene artículos en su carrito de compra.

Darse de alta como


Salud y Belleza nunca ha sido tán fácil

Una piel radiante y al mismo tiempo un cuerpo sano, qué más podemos pedir.

El té verde es una bebida deliciosa que podemos tomar a cualquier hora del día. En diversos países se ha demostrado que el té verde también posee propiedades naturales que nos permiten
sentirnos y vernos mejor. El té verde nos aporta muchos beneficios dentro y fuera de nuestro organismo.

Es exfoliante. 
El té verde tiene componentes naturales como vitamina B, C y E, gracias a ello es posible que la piel se limpie de impurezas y principalmente se retiren las células muertas y el exceso de grasa.
En casa puedes preparar un exfoliante muy efectivo para tener una piel hermosa. A continuación, te comento cómo hacer un exfoliante casero.
-Necesitas dos bolsitas de té verde.
-Vierte el contenido de las bolsitas en un recipiente.
-Tras ello, mézclalo con 20 mililitros de limpiador facial de tu preferencia.
-Con tus dedos colócalo suavemente sobre tu rostro y masajea.
Deja que actúe por 10 minutos y retirala lavando tu cara con agua tibia.
Es recomendable repetir el procedimiento cada día como limpiador o 3 veces a la semana como exfoliante dejándolo actuar, esto garantiza un efecto más duradero.

Es un excelente acelerador del metabolismo. 
El té verde está compuesto en gran medida por polisacáridos, estas biomoléculas ayudan al organismo a regular la cantidad de azúcar en la sangre. Debido a esa propiedad natural, el té verde
acelera el metabolismo y ayuda a que nuestro cuerpo se mantenga más saludable.
Si quieres acelerar tu metabolismo con té verde, puedes tomar dos tazas de esta bebida. Se recomienda hacerlo antes del desayuno y antes de la cena.

Es regenerador de células 
Las vitaminas C y E son excelentes renegadores de células por sus propiedades antioxidantes, y el té verde posee estos componentes. Algunos estudios experimentales, han demostrado que el té
verde reduce el riesgo de cáncer de estómago, para ello hay que tomar al menos cinco tazas al día.
Se recomienda tomar dos tazas en la mañana, una en la tarde y el resto en la noche.

Es protector solar.  
Los rayos UV son los principales causantes del envejecimiento prematuro de la piel y de las manchas en el cutis. El té verde, ayuda a prevenir y corregir los efectos de los rayos solares sobre
la piel. En casa podemos preparar una mascarilla con té verde.

Vamos a necesitar una cucharada de miel y una bolsita de té. Preparamos una taza con el té verde, sacamos las hojas de la bolsita en un recipiente y le agregamos la miel, mezclamos bien y con la yema de nuestros dedos vamos a colocar la mascarilla en el rostro por 15 minutos. Después enjuagamos con agua tibia. Se recomienda realizar el procedimiento en la noche.

Contraindicaciones 
En caso de estar embarazadas, el consumo del té verde debe evitarse al mínimo, ya que el organismo puede presentar dificultades para absorber el ácido fólico, vitamina muy importante que está prescrita para ayudar a evitar malformaciones en el feto.