Nuestros Tés e Infusiones
Envíos en 24-48 horas: 4,90€ 
A partir de 45€ envío GRATUITO

Té Blanco – elaboración, tipos, propiedades y precauciones

Los tés blancos son los más delicados y los menos procesados de todos los tipos de té. Muchos de los tés blancos se encuentran en el mercado aromatizados con jazmín, debido a que pocos paladares son capaces de descubrir el abanico de sabores que se encuentran en esta variedad. En general los tés blancos son livianos y suaves, de poco cuerpo y color, pero interesantemente complejos. Esto se debe a que este tipo de té se elabora solo con los brotes tiernos de la planta o con los brotes y las primeras hojas jóvenes de la planta. En la primavera, luego de descansar en el invierno, la planta envía una explosión de nutrientes a los brotes nuevos, junto con una mayor cantidad de glucosa, para permitir que esos brotes se conviertan en hojas, lo que le impone un sabor mucho más delicado y dulce al té.

 

Té Blanco Jengibre-Limón Delicioso Té Blanco Pai Mutan con sabor a Jengibre-Limón

La planta del té provee a los brotes de una fina capa de pelusa o vellos llamados "tricomas" o "pekoe", que peotegen a los brotes del sol y de ser ingeridos por insectos. Esta pelusa es lo que le da el aspecto blanco-plateado a las hebras de té blanco. El té blanco fue producido originalmente en la provincia de Fujián (China), aunque algunas otras provincias chinas y otros países hoy lo elaboran, como Sri Lanka, Darjeeling y Hawai.

 

Proceso de elaboración

La elaboración comienza con la cosecha. Los tés blancos se elaboran a partir de los brotes de la planta solamente, o a partir de los brotes y una o dos hojas jóvenes y tiernas. Los brotes son hojas que aún no se han desarrollado. Un brote en 8 o 10 días se convertirá gradualmente en una hoja. Se espera que los tés blancos no estén oxidados, así que es muy importante que los brotes y hojas no se magullen o cuarteen en la cosecha. El cuarteo rompe las células y provoca la oxidación. Entonces los tés blancos son cosechados muy cuidadosamente y a veces, se corta con pequeñas tijeras los brotes seleccionados de la planta. Como en la elaboración del té blanco no se realiza una fijación (proceso el cual desactiva la enzima que causa la oxidación), a veces se da una oxidación natural, muy suave.
Luego de una cuidadosa cosecha, los brotes y hojas se marchitan y se secan naturalmente al sol por 1 o 2 días, luego son llevados a una habitación de secado, donde se siguen marchitando y secando por otros 3 o 4 días. Deben ser manipulados siempre con mucho cuidado.

 

Tipos de té blanco, procedencia y preparación

* Yin Zhen Silver Needles (Fujián, China)
Temperatura del agua a 75-85 grados y 3-5 minutos de reposo.

* Pai Mutan (Fujián, China)
Temperatura del agua a 75-85 grados y 3-4 minutos de reposo.

 

Principales Propiedades

El té blanco es uno de los tés más antioxidantes que hay, su contenido en cafeína es muy bajo en comparación con el té verde. Aumenta las defensas del organismo y su consumo continuado disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer. Baja los niveles de colesterol en la sangre, especialmente la lipoproteína de baja densidad (LDL), protege contra las caries, ayuda a combatir la fatiga, previene infecciones, estimula la memoria y fortalece los capilares.
Además es una bebida natural que no engorda ya que no contiene azúcar ni calorías, porque acelera el metabolismo favoreciendo la reducción de grasa corporal. Es un excelente depurador, desintoxicante y estimula las secreciones digestivas, con lo que facilita la digestión de los alimentos grasos.

 

Precauciones

En lo que se refiere al té blanco no se han encontrado contraindicaciones claras, lo único que se podría remarcar es que lo eviten las personas alérgicas al té blanco.

 

Video

 

Deja un comentario

Disculpa, debes identificarte para escribir un comentario.

productos 100% organicos de maxima calidad para cuidar su salud en Tétique.com